Y el premio fue para…

ku-bigpicAyer comentábamos el curioso caso de la lotería espacial, aquella que ninguno queremos ganar. Pues bien, el sorteo se celebró anoche y, afortunadamente, no ha habido ganador.

Finalmente, la mayor parte del satélite GOCE se ha desintegrado en la atmósfera, y aquellos fragmentos de los que hablábamos, de más de 90kg, no han llegado a formarse. Sólo algunos trozos de dimensiones mucho menores han llegado a estrellarse en nuestro planeta, pero según la ESA (European Space Agency) lo han hecho en zonas recónditas de nuestro planeta, y sin causar ningún daño.

Lo cierto es que, como ya dije en el artículo anterior, al cabo del año son muchas las toneladas de basura espacial que regresan a su lugar de origen, y es muy raro que oigamos algo acerca de ellas. Lo habitual es que se desintegren debido a la fricción de la atmósfera y que ni siquiera nos enteremos de su existencia. Así que si alguno había encargado ya su camión de valeriana para poder pegar ojo por las noches ya puede descansar tranquilo.

Foto: ESA

Cuando no es dinero lo que toca en la lotería

originalBienvenidos a la lotería espacial, la única en el mundo que te puede tocar sin comprar nada. Y también posiblemente la única que nadie quiere que le toque. A este precioso satélite que veis en la imagen que abre la entrada  (al que por cierto llaman Ferrari espacial) se le ha acabado el combustible, y pronto caerá en la Tierra. ¿Dónde? Nadie lo sabe. El satélite es conocido oficialmente como Gravity field and steady-state Ocean Circulation Explorer o GOCE, y se le pararon los motores el pasado 21 de octubre.

Como en todas las loterías no hay solo un premio gordo: también es posible que te toque algo de pedrea. Y nunca mejor dicho, es posible que alguien sea apedreado por los trozos del satélite. Me explico. Cuando este peculiar Ferrari atraviese la atmósfera se desintegrará en muchos trozos. Según los expertos, los más grandes sólo pesarán 90kg. Imagínate que te caiga encima un pedrusco de ese peso: haría falta una espátula para desincrustarte del suelo.

Lo más curioso del asunto (si es que esto se puede calificar como curioso) es sólo en 2013 se espera que 100 toneladas de basura espacial caigan sobre nosotros. Así que ya sabéis: cuando os preocupéis por alguna tontería pensad que no merece la pena: en cualquier momento te puede tocar la lotería espacial.

Foto: ESA /AOES Medialab

[ESA vía New York Times]

Con éste es mejor no picarse

650_1000_Toyota_Supra_DragLa mayoría de nosotros nos hemos picado alguna vez con alguien a la salida de un semáforo. Algo totalmente absurdo e imprudente, pero que lo sería aún más de hacerlo con el conductor del coche que aparece en la foto. Este Toyota Supra (coche que me encanta, pero que no tuve la suerte de ver nunca) alcanza la friolera de 298,5 Km/h en tan sólo 4 segundos (tiempo que tarda en hacer 1/8 de milla). Ahí es nada. Para que os hagáis a la idea, un Volkswagen Golf GTI actual necesita unos seis segundos para llegar a los 100Km/h. 

Sin embargo, y como os podréis imaginar, nunca veréis a un coche como este circular por nuestras calles. No cumple ningún tipo de homologación: solo hay que fijarse en sus ruedas del grosor de las de una moto para darse cuenta de que no es un coche normal y corriente. La verdad es que sólo le faltan unas alas y parecería un avión despegando de un portaaviones. Velocidad para hacerlo no le falta, desde luego.

Tras el salto tenéis el vídeo de la bestia. Subid el volumen de los altavoces, que merece la pena. ¡Nos vemos en Cajón de Cables!

LEER MÁS

de alberibera Publicado en Motor

Para que luego digan que el tamaño no importa…

Queremos mucho a las torres de nuestro ordenador. Bueno, unos más que otros. Pero lo cierto es que forman parte del mobiliario de nuestras habitaciones, que incluso parecerían vacías sin ellas. Las hay normalitas, con lucecitas o directamente son discotecas con capacidad de procesamiento. Pero lo cierto es que sus días pueden empezar a estar contados.

Y es que no es la primera vez que aparecen virguerías similares a la que aparece en la foto. Sí, es un ordenador. De verdad. Se llama FXI Cotton Candy y no será el último dispositivo de este tipo que veremos. Lo que más llama la atención del aparatejo es su procesador de doble núcleo a 1.2 GHz y su memoria RAM, con una capacidad de 1GB. Si a eso le sumamos que con una tarjeta microSD puede tener hasta 64GB de almacenamiento, y que reproduce vídeo en 1080p sin ningún problema, nos encontramos con un gadget bastante resultón.

Además tiene Wi-Fi y conexión HDMI, detalles que lo hacen muy útil para conectarlo a nuestra TV y convertirla en el centro multimedia de la casa. Lo que más me llama la atención es que estamos dando pasos agigantados para dejar de lado a nuestras amadas torres y poder llevar cada uno nuestro ordenador en el bolsillo. Aunque, evidentemente, ese camino se inició el día en el que nacieron los smartphones.

Parece ser que al comprar el aparato te regalan un juego de esponjas de baño. Interesante.

Para terminar divagaré un poco, para hacerle honor al blog. Un día escuché que el mejor conductor de información es la piel, por encima de materiales como el oro y la fibra óptica, y que la auténtica revolución informática se produciría cuando se pudiera aprovechar la capacidad de procesamiento del cerebro y la velocidad de la piel se produciría la verdadera revolución informática. Toma ya. ¿Cómo os habéis quedado? Son cosas que se escuchan, como que Rajoy puede perder las elecciones, pero en este caso yo le otorgaría bastante veracidad (a lo de la piel, Rajoy puede dormir tranquilo).

Os dejo el enlace de la página oficial de FXI para que os deleitéis con esta maravilla. Por cierto, valdrá menos de 200€. No está mal, ¿no? ¡Hasta la próxima!

Unreal Engine 3: un vistazo a lo que nos espera

Te consideres friki o no, lo que nos depara el futuro consolero (y con consolero también me refiero a los ordenadores, por mucho que a algunos les pueda ofender) es para ponerse un babero. Y es que se le tiene que caer a uno la baba cuando juegue a un título con una calidad gráfica como la que ofrece (u ofrecerá) el nuevo Unreal Engine 3.

Es en esta época, en la que la PlayStation3 y la Xbox360 ya son un producto maduro, cuando se empiezan a oír rumores sobre lo fantásticas y maravillosas y caras que serán las consolas de la nueva generación. Es inevitable, pues, que algunas compañías empiecen a mostrar sus armas (o parte de ellas) para la creación de juegos en un futuro no muy lejano. Y es aquí donde entra el motor gráfico Unreal Engine 3.

Es impresionante. Los efectos de humo y luz, el agua, las texturas… Los detalles. Tengo la teoría de que los detalles son los que hacen mejor a un producto. Y si los estudios que se encargan de diseñar los videojuegos saben aprovechar la potencia que muy posiblemente ofrecerá el hardware de las nuevas consolas nos podremos quedar pegados al asiento fácilmente. Se me hace la boca agua sólo de pensar en Gran Turismo 6, que saldrá allá por 2156… Al final necesitaré el babero de verdad.

No os perdáis el vídeo. Más que una historia buena o un contenido que enganche, lo que os llamará la atención es lo calidad de las imágenes. O eso espero al menos. ¡Hasta la próxima!