Manda pepinos

No podía dejar de dedicar una entrada a algo que no me cabe en la cabeza, pues tiene tantas incoherencias como posibilidades de pensar mal al respecto. Me refiero, como no podía ser de otra manera dado el título del post, al tema de los pepinos.

La noticia saltaba el otro día: “Una grave infección causada por la ingesta de pepinos españoles causa numerosas hospitalizaciones en Alemania“. Rápidamente estas hortalizas eran retiradas del mercado, y no sólo en Alemania, también en Bélgica, Rusia… Pero no en España.

Y es que es de cajón (y no de cables): si la gente en Alemania está enfermando por comer pepinos españoles, ¿por qué narices (o pepinos) NADIE está enfermo en nuestro país? Bueno, miento, hay una persona enferma, ¿pero a que no sabéis dónde pasó los últimos días?

Por otro lado, muchos de los hospitalizados aseguran que no han probado el dichoso pepino. Y aún hay más, análisis en pepinos alemanes plantados en Alemania (que hay que especificarlo) revelan que también están infectados. En ese caso, ¿por qué narices se echaron las culpas tan rápido a los procedentes de España? ¿Por qué no se tuvo en cuenta el daño que podían causar, y que están causando, a la agricultura española?

Y más aún cuando las últimas noticias confirman que 2 de las 3 variedades de pepinos españoles analizados están libres de la dichosa bacteria (llamada E.Coli, por cierto, y que si no recuerdo mal aparece en algún capítulo de House). Para el que no lo sepa, los controles que pasan las hortalizas en nuestro país no son pocos. Y digo hortalizas, pero también frutas, carne, pescado, y cualquier producto de este tipo, especialmente si va destinado a la exportación. No exportamos lo que nos sobra precisamente.

Así que a mi me da por pensar. Pero mis pensamientos me los guardo, porque seguramente estén equivocados (y así lo espero). Además, no tengo, ni mucho menos, datos suficientes como para divagar por el espacio. Pero yo os pregunto… ¿No es un poco raro todo esto?

Anuncios

Peugeot UK – Spot original donde los haya

 

En uno de los ratillos que saco últimamente encontré este curioso anuncio de Peugeot UK, en el que se materializan las ilusiones que nos formábamos de pequeños jugando con los cochecitos en el salón de nuestras casas. Espero que os guste, y que os sirva de “break” para terminar el curso en condiciones. ¡Nos vemos en Cajón de Cables!

Época de exámenes.

Durante estos días la frecuencia de posteo en Cajón de Cables se verá afectada por el ajustado calendario de exámenes que tengo. Como todo final de curso, el trabajo se acumula y hay que saber organizarse, y por lo tanto no podré dedicar tanto tiempo como desearía a escribir en el blog.

Tengo pendiente realizar un análisis del G.P. de Mónaco de F1, el cuál intentaré tener listo para los próximos días. ¡Pero no os preocupéis! Cajón de Cables volverá con fuerza en apenas dos semanas, con nuevas ideas y formatos que seguro os gustarán.

Esto no significa que el blog vaya a estar inactivo durante estos días, solamente se verá afectado mi propósito de postear una entrada diaria, que quizás es demasiado ambicioso por mi parte como único escritor en Cajón de Cables.

¡Nada más! ¡Nos vemos pronto!

Trackmania 2 – Trailer

Para los que pasamos nuestra adolescencia merendando delante del ordenador es casi un mito: Trackmania vuelve, y de que manera. Aún recuerdo aquel día, con apenas trece años, cuando buscando algún juego decente de F1 encontré esa maravilla, con monoplazas que me fascinaron por su aspecto y “especiales” prestaciones.

Llegué incluso a partircipar en la Primera Liga Nacional de Trackmania en España, la LETM con un equipo propio (mío y de un compañero, que seguramente lea estas líneas y se dé por aludido), estando casi tres años enganchado al jueguecito. Hasta que un día, cuando ya empezaba a estar de capa caída antes de su expansión Trackmania Forever, decidí dejarlo “por una semana” para probar World of Warcraft, el cuál me había grabado un compañero y en el que no tenía muchas esperanzas. Pues bien, la semana duró dos años y me costó casi 200€ en suscripciones. En el futuro le dedicaré un extenso post que los más frikis sabrán apreciar.

Y ahora vuelve. Bajo mi punto de vista perdió gran parte de su esencia con la expansión Forever, aunque quizás me parezca que es así porque ya no se ve con los mismos ojos que cuando se tienen trece años. La ilusión se pierde, y ya no sorprende, pero estoy seguro que Trackmania 2 nos hará recordar viejos tiempos a más de uno. Arriba tenéis el trailer, y ya sabéis: ¡comentad si os gusta!

¿Silla eléctrica? Mejor World of Warcraft

Chinos farmeando.

Para que luego nos llamen frikis por comprarnos un volante de PlayStation 3. Resulta que en cierta cárcel china los prisioneros eran obligados a farmear (es decir, a matar bestias, recoger objetos y cumplir misiones) con el fin de lograr el mayor oro posible en World of Warcraft. Y es que, según los datos, en china se encuentra el 80% de los “recolectores” de oro mundiales.

Pero supongo que más de uno pensará que la noticia es una chorrada, y que seguramente los guardias de la cárcel eran unos adictos a los elfos. Nada más lejos de la realidad: resulta que detrás de todo esto se esconde una red de webs en las que, a cambio de dinero real (por supuesto) te abastecen de bienes y oro en el universo de WoW, entre otros juegos. Tiene que ser curiosa la imagen de una cárcel china, llena de chinos (valga la redundancia) haciendo turnos de doce horas de vicio… ¡Lo que hay que ver!